Blog

Toda la actualidad de AutoRoland 4x4

¿Quieres preparar tu todoterreno para 4×4 ‘extremo’? PARTE I

🚙 Preparar un vehículo para 4x4 extremo

preparar todoterreno extremo I

Para empezar, debes preguntarte: ¿para qué vas a querer utilizar tu todoterreno? ¿carretera y campo? ¿rutas largas o paseos por el campo? ¿quieres competir con él? Dependiendo de cada respuesta, estaremos hablando de una preparación distinta.

A continuación vamos a comentar sin excesivo detalle cómo se puede ‘preparar’ un todoterreno para disfrutar de experiencias más extremas,

 

es decir, tu vehículo sólo para terrenos complicados, olvidándonos de uso para carretera, campo o largas rutas.

Dividiremos este contenido en varias publicaciones para que no se te haga pesada su lectura, porque para preparar tu vehículo, hay que hablar de muchas cosas.

 

Preparar un vehículo para 4×4 extremo

 

Cuando ‘preparamos’ un vehículo todoterreno para experiencias 4×4 extremas básicamente nos referimos a:

Incrementar su altura al suelo, ángulos de ataque, de salida y ventral, ampliar el recorridos de las suspensiones y, obviamente,
Mejorar en todo lo posible la potencia y la tracción del todoterreno por terrenos extremos.

Obviamente, modificar un vehículo no es nada sencillo y, si no se hace por un especialista, como nosotros en Autoroland, se pueden obtener muy malos resultados. Y hay que tener en cuenta algo muy claro:

“Cualquier modificación que se le haga al vehículo para mejorar en algo conllevará siempre que vamos a perder en otra cosa”.

Por otro lado, mientras que mejoramos la experiencia del 4×4 en terrenos difíciles, vamos a debilitar su comportamiento, seguridad y estabilidad en carretera.

 

¿Todoterreno nuevo o usado?

 

Como comentamos al iniciar este post, nos centraremos en la preparación de un vehículo para disfrutar al máximo de un 4×4, así que para ello, si dispones de otro vehículo para uso diario por carretera, nuestro consejo es comprar un vehículo de segunda mano: te ofrecerá lo que estás buscando en tus salidas extremas y por menos dinero que un vehículo nuevo.

Por el contrario, si tu idea es realizar largas rutas salvajes con regularidad, es decir, que vas a hacer kilómetros durante el año por terrenos complicados, aquí sin embargo lo recomendable es un vehículo nuevo por su fiabilidad, seguridad y, ¿por qué no? Por sus complementos en confort.

En cuanto a comprar un vehículo usado, los todoterrenos más recomendados son los clásicos, de los 80, 90 y algunos años posteriores, como pueden ser los Nissan (Patrol), Toyota (Land Cruiser), Land Rover (Defender), Mitsubishi (Montero) o Jeep (Grand Cherokee), dependiendo del modelo.

Las características de estos es que disponen de chasis de doble larguero y suspensión de ejes rígidos delanteros y traseros.

 

Antes de realizar tu compra

 

Presupuesto
Fíjate un presupuesto para no excederte en gasto, pero ten en cuenta un mínimo aceptable como para conseguir una preparación adecuada a lo que estás buscando.
Tampoco tiene mucho sentido gastarte más en modificar tu vehículo que en su propia compra, ¿no crees? Es nuestra opinión personal.

 

¿Diésel o gasolina?
Un diésel con la misma potencia y similar tecnología que un gasolina consumirá mucho menos, con lo cual, dependerá de los kilómetros que tengas pensado hacer o lo que estás habituado a rodar.

 

Planifica desde el principio
Planifica bien la preparación de tu vehículo priorizando lo imprescindible y deja para el final lo secundario, como mejora de iluminación, del almacenaje e incluso preparación para acampadas. Lo primero que necesitas mejorar serán los neumáticos y las suspensiones así como las protecciones y ‘material de rescate’. Intenta hacer todas las modificaciones a la vez para ahorrar en mano de obra del taller y el de las homologaciones.

 

Taller especializado

Nuestra recomendación es que realices estas modificaciones con especialistas con experiencia para conseguir un óptimo resultado.

Obviamente habrá cosas menos complejas que sí que podrás hacer por ti mismo pero eso sí, pide ayuda cualificada.

 

Una vez tengas tu todoterreno preparado para un 4×4 extremo, no te olvides que todas las modificaciones deben ser homologadas y pasar la inspección correspondiente (ITV).

Y para finalizar, ¿no crees que es importante probar la fiabilidad de las modificaciones antes de salir directamente a rodar por terrenos extremos?

Es aconsejable realizar pequeñas rutas sencillas para empezar donde puedas comprobar ‘a conciencia’ todas y cada una de las modificaciones realizadas y, ante la más mínima duda de comportamiento de tu vehículo o de fallos del sistema, ¡no lo dudes! Pasa de nuevo por el taller para su revisión.

En siguientes publicaciones ya entraremos con más detalle en la preparación de tu vehículo abordando el cambio de altura, el chasis de doble larguero y los ejes rígidos.

Compártelo:
Back to top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies